Vacunación frente al Virus del Papiloma humano: Si la enfermedad es cosa de dos, ¿vacunar también a los varones?


La familia del Virus del Papiloma humano (VPH) comprende más de 100 genotipos, la mayoría de los cuales no producen enfermedades en el ser humano, pero varios de ellos pueden invadir la piel o las mucosas, como las que recubren el cuello uterino, la vagina, la apertura de la uretra en el pene o la boca. Unos 45 tipos son capaces de infectar el tracto genital y 15 de ellos producir carcinoma.

Imagen de www.clinicatorrevieja.com
En niños las verrugas vulgares, las verrugas plantares y las verrugas planas son muy frecuentes, afectando al 10-20% de los escolares. Se contagian, ya sea por contacto directo con la piel de un individuo que las padece, o por autoinoculación, por rascado del propio individuo. Las lesiones son benignas, aunque difíciles de tratar, y se resuelven espontáneamente en 1-2 años.



En la adolescencia, con el inicio de la actividad sexual, existe la posibilidad de infección anogenital, siendo la infección por VPH la infección de transmisión sexual más frecuente que existe. La mayoría de los casos se contagian por contacto sexual con  portadores del VPH que no tienen síntomas – riesgo de 40 a 80% tras una relación sexual, sin protección, con portador del VPH- y así se calcula que el 80% de las personas tendrán infección por VPH a lo largo de su vida; de ellas el 99% podrán eliminar el virus en 6-24 meses, sin ninguna consecuencia, sin notar síntomas o simplemente percatándose, por la aparición de verrugas vaginales, vulvares, en ano,  o pene, que han sufrido la infección.

Normalmente los casos de verrugas genitales -VPH 6 y 11- no progresan a carcinoma. Lamentablemente, en ocasiones determinados VPH, sobre todo 16 y 18, pueden progresar a carcinoma, tanto en hembras como en varones.

Imagen de www.webconsultas.com
Prevención

Desde hace mucho tiempo se realiza en las mujeres cribado para intentar detectar precozmente los casos de cáncer de cuello uterino, pero mucho más eficaz es la prevención y, por fortuna, existen vacunas muy efectivas, y con perfil adecuado de seguridad, contra el VPH, que en nuestro país se aplican a las adolescentes, antes de los 12 años, por el comienzo cada vez más precoz de las relaciones sexuales.





En Australia se implantó la vacunación a chicas en 2006 y ya han notado los efectos beneficiosos y de hecho desde 2013 se aplica también a varones; en Canadá a varones desde 2012, y se han incorporado a esta estrategia, Estados Unidos, Suiza y algunas regiones de Italia.
La vacuna es segura, no puede producir la enfermedad pues no contiene los genes del VPH y lo que si ocurre es que las adolescentes se marean con frecuencia al ser vacunadas, o poco después, por efecto emocional, lo cual ha acarreado inmerecida mala fama a la vacuna.

Sin embargo, como las relaciones sexuales son cosa de dos, ¿qué pasa con los varones?
Veamos en la tabla estadísticas de frecuencia anual en USA de casos de patología por VPH en mujeres y hombres:



Hombres
Mujeres
Verrugas genitales
306.200
292.000
Cáncer cuello uterino

  23.300
Cáncer vulva y vagina

    3.850
Cáncer de pene
     1.100

Cáncer anal
     1.700
    2.900
Cáncer orofaringe
   12.700
    2.500
Total número casos cáncer
   15.500
  32.500
Posibilidad diagnóstico precoz, número/porcentaje
       0/0%
23.300/72%



Ya están ocurriendo, gracias a las campañas de vacunación, muchos menos casos en mujeres, pero los casos de hombres no disminuirán y, claro, serán cada vez más visibles y notorios al irse elevando porcentualmente su relevancia. Por desgracia se llegará tarde casi siempre para salvar muchas de sus vidas, y sus casos dificultarán la erradicación del VPH pues con su actividad sexual contagiarán a sus parejas no vacunadas.
La conclusión es evidente: En la situación actual” los varones que tengan suerte”. ¡Eso es injusto e ilógico!
Por eso no a la doble discriminación (ni vacuna ni cribado) de los varones. Hay que considerar seriamente vacunar también a los varones adolescentes.


Fuentes para elaborar esta entrada:
Human-papillomavirus- elated disease in pediatrics.Fuller C, Hudgins e, Finelt N. Curr Opin Pediatra 2017; 29;00:1-6
Vacuna frente al papiloma humano. Eficacia y seguridad. Bruni L, Serrano b, Bosch X, Castellsagué X. Enf Infecc Microbiol Clin 2015; 33: 342-354.
Manual de vacunas on line de la Asociación Española de Pediatría: www.vacunasaep.org
www.oralcancerfoundation.org

Comentarios